loader

Prótesis

articulador
by on 26 junio, 2006
Publicado en Odont. Conservadora

articuladorEs muy importante para nuestra salud y estética la reposición inmediata de las piezas perdidas. Cuando la pérdida de algunos dientes o muelas no nos supone ningún problema para la masticación o para la estética pensamos, erróneamente, que no es necesaria su reposición. Esta pérdida es el comienzo seguro de una desorganización progresiva de toda la dentadura. Además, colabora en la aparición de caires y de enfermedades de las encías. Se produce también una acumulación de restos alimenticios causando un desagradable mal aliento.

Con excepción de las cuatro muelas del juicio, cualquier pérdida de dientes supone una implicación negativa en el resto de piezas dentales. Y no únicamente afectará a nuestra boca, sino que puede llegar a implicar a los oídos, el cuello, la articulación de la mandíbula, dificultar la digestión de los alimentos.

En lo referente a la estética pensemos que una falta numerosa de piezas dentales da un aspecto menos joven al conjunto de la cara, al aparecer surcos más pronunciados alrededor de la boca y nariz.

¿QUÉ ES LA PRÓTESIS?

La prótesis bucal es uno de los tratamientos rehabilitadores que permite la reposición de los dientes y muelas perdidos a través de dos sistemas:

removible

La dentadura “de quita y pon” (prótesis removible). Son un conjunto de dientes, habitualmente de resina, que se pueden quitar y poner a voluntad. Cuando hay ausencia de todos los dientes se realiza una Prótesis Completa de resina. Cuando solamente faltan unas piezas, se realiza una Prótesis Parcial. Para mantenerla sujeta lleva unos retenedores (ganchos), que normalmente son metálicos, y van a los dientes propios seleccionados como soportes.

esqueletico

Los “puentes fijos” (prótesis fija). Permiten una mejor adaptación por su forma (más parecida a la dentadura natural) y menor volumen, por lo que son más confortables. Permiten una mayor eficacia masticatoria. Los podemos tener de diferentes materiales y composiciones como cerámica sobre metal, zirconio, etc…

Los dos sistemas son eficaces y satisfactorios y gracias a ellos se recupera, en gran medida, no sólo la forma, sino la fonética y la función masticatoria de la boca.

Será el odontólogo quien, tras un detallado estudio de cada caso, valorará las posibilidades y establecerá la alternativa más óptima.

Tanto las dentaduras como los puentes necesitan de unos cuidados especiales, sobre todo de una esmerada higiene diaria. De la corrección de estos cuidados dependerá, en gran medida, su duración. Tendremos que acostumbrarnos a visitar a nuestro dentista con asiduidad, ya que nos tendrá que hacer una revisión periódica durante el resto de nuestra vida. Hay que tener en cuenta que nuestra boca cambia, pero la prótesis no. Será necesario ajustarla y comprobar su funcionamiento y buen estado con regularidad.

¿CÓMO SE HACE UNA PRÓTESIS?

En la confección de una prótesis intervienen un equipo de especialistas altamente cualificados. Tengamos en cuenta que las prótesis son unos objetos personalizados, hechos con materiales de excepcional pureza (para evitar alergias e irritaciones de los tejidos y para que se conserven el mayor tiempo posible) que requieren de un trabajo artesanal y preciso para que ajusten a nuestra boca perfectamente.

Antes de tomar medidas para realizar la prótesis, es muy posible que nuestro odontólogo nos haga efectuar movimientos extremos para observar la movilidad de las vértebras cervicales, la musculatura periférica, y la armonía de funcionamiento de las articulaciones mandibulares. Esta observación, anterior al tratamiento, se hace para resolver o tratar ciertas patologías pre-existentes.

 

construccion
tipos

El siguiente paso será tomarle una impresión de la boca en yeso. Esta impresión, convertida ya en maqueta, será trabajada artesanalmente por un protésico, que la convertirá en una prótesis usual. Naturalmente, entre que se le toman las medidas al paciente y se coloca la prótesis, existen una serie de rigurosas pruebas y controles para determinar la optimidad de la construcción protética. Es aquí cuando comienza realmente el tratamiento, ya que tendremos que vencer un período de adaptación a esta nueva situación, período en el que seremos apoyados clínicamente por nuestro odontólogo.

{backbutton}


Compartir en:


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *